Wp facebook youtube twitter sound cloud

Se trata de una Biblioteca Especializada sobre Misiones, formada por el doctor Guillermo Kaul Grünwald, la que tiene piezas muy valiosas como la edición de 1639 de “La conquista espiritual” del padre Antonio Ruiz de Montoya, las primeras ediciones de viajeros y naturalistas que visitaron Misiones en el siglo XIX, y la casi totalidad de los clásicos de la literatura jesuítica, y gran cantidad de publicaciones periódicas y literatura gris sobre temas económicos, políticos y de ciencias naturales.La colección Kaul se compone de una Biblioteca y Archivo especializados sobre Misiones, únicos en su género dentro y fuera del país. Registra el 95%  de lo que se ha escrito sobre Misiones y en ediciones exclusivas con pies de imprenta que van desde 1829 a 1895, o sea, centenarias.

La Biblioteca cuenta con piezas documentales originales, de imponderable valor para la historia local, además de numerosas fotocopias tomadas en diversos archivos.

La colección especializada está integrada por obras que han sido compradas por Guillermo Kaul Grünwald a libreroextrañamientos y anticuarios que vendían libros pertenecientes a ilustres ciudadanos argentinos como Juan Maria Gutiérrez, Estanislao Zeballos, Juan Baustista Ambrosetti, Horacio Rivarola, Jorge Newton, Dardo Rocha, Ramón Lista, Juan Queirel, etc., como se desprende de algunas dedicatorias.

“Creo con toda honestidad que es lo mas completo que en bibliografía existe sobre Misiones y que se podrá incrementar si la sensibilidad de las nuevas autoridades, como espero, y la colaboración de los misioneros auténticos, nos pongan un poquito el hombro…”
Guillermo Kaul Grünwald, 1984
Acerca de su nombre

El nombre de la biblioteca se debe a su fundador, el coleccionista Dr. [1] Guillermo Kaul Grünwald, un entrerriano enamorado de Misiones y de sus riquezas naturales y monumentales.

Guillermo Kaul fue el único que se ocupó en recopilar bibliografía sobre Misiones y la compilación de este material le ha demandado a Kaul más de 30 años de búsquedas con permanentes viajes por el interior del país y  países vecinos sin ninguna clase de subsidios, todos los gastos de pasajes y viáticos los tuvo que pagar de su bolsillo y muchas veces gastaba todo su sueldo de profesor universitario jubilado en la compra de un solo libro.

Gracias a él hoy la Facultad de Humanidades, una institución pública con acceso libre y sin restricciones, cuenta con fuentes sobre la historia, geografía, geología, agricultura, etnología, literatura, cultura, etc. de Misiones.

Guillermo Kaul dedicó más de un tercio de su vida a Misiones, a su difusión, a su investigación y sobre todo a dejar lo más importante de su historia en documentos y libros.

Fue el único, que hasta la fecha, realizó una historia integral de la literatura de Misiones. Fue el pionero en el estudio del guarañol y el portuñol (como él lo denominaba). Recorrió la provincia y el mundo hablando de las maravillas naturales y la historia de Misiones (los guaraníes, las misiones jesuíticas, los inmigrantes, etc.). Cada evento que organizaba, tanto a nivel provincial como nacional, lo dedicaba al estudio de Misiones.

Amaba Misiones, y eso se puede desprender de tanto de sus escritos como de los testimonios de su familia y amigos.

Breve reseña de su adquisición:

Las gestiones para la compra de tan valiosa colección sobre Misiones comienza a fines del año 1982, a partir de una carta que le envía la prof. Angela Perie de Schiavoni, entonces Directora del Departamento de Historia y luego Secretaria Académica de la Facultad de Humanidades, a Guillermo Kaul. A Kaul le resultaba “muy difícil traducir en signos pesos un acervo bibliográfico que, por sus características especiales, escapa a todo lo que pueda ser materia de mercado libresco, nacional o internacional” (Kaul, 1982).

Material digitalizado en Biblioteca Kaul

 Sin embargo accede a la propuesta de la Prof. Angela Perié porque desea fervientemente “que el día que falte dicho material esté sagradamente custodiado por un Organismo como la UNaM, y con el producido de esta operación continuar completando con nuevo material bibliográfico y documental” (Kaul, 1982).

En mayo de 1983, tres años antes de que se produzca su venta, el Dr. Guillermo Kaul autoriza a instalar en dependencias de la Facultad de Humanidades y en calidad de préstamo, hasta tanto se resuelva el trámite de compra, el material de dicha Biblioteca. La Facultad destina fondos para la adquisición de mobiliario y dos profesores responsables de la custodia, uso y conservación de dicho material. Se trata de casi un millar de documentos de imponderable valor histórico.

Las gestiones continuaron su marcha por el término de tres años más, y a partir de 1983 con el apoyo de los  Departamentos de Letras, Antropología, Turismo y el Centro de Investigaciones Histórico-culturales. La falta de una biblioteca sobre Misiones era una necesidad compartida con investigadores de otras áreas (Letras, Historia, Antropología y Turismo), por ello convinieron en buscar una solución al problema, mediante la adquisición de una colección ya formada, hasta que se produce su compra en abril del año 1986, a través de un subsidio de la Secretaría de Ciencia y Técnica por Resolución Ministerial Nº 265/85.

Para darle formalidad a este acto se realizó la exposición del material adquirido en la unidad académica el día 29 de abril de 1986 y el doctor Kaul brindó una charla explicativa de su contenido. Desde ese momento las piezas bibliográficas y documentales se hallan a disposición de docentes, estudiantes, investigadores y público en general.

El 3 de mayo la Universidad Nacional de Misiones informó, a través de su publicación anual, que “finalizaron favorablemente las gestiones que se realizaron para obtener un subsidio extraordinario de 28.000 australes, destinados a la adquisición de una biblioteca especializada en temas de Misiones, para ser ubicada en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales”[2].

Hay que tener en cuenta que en esa época la Argentina vivía una época de crisis económica, cuya moneda se estaba devaluando cada día, y teniendo en cuenta la burocracia argentina, cuando Guillermo Kaul cobró el dinero de la venta de su preciada colección lo hizo en una moneda devaluada por la hiperinflación y que apenas le alcanzó para comprarse un pasaje de vuelta a Mendoza, ciudad donde residía con su familia.

 

Referencias:

[1] Doctor en Filosofía y letras, graduado en la UBA.

[2] UNaM: reseña de actividades. Año 1986. p. 19. Realizado por la Secretaria General de Extensión Universitaria.

Reseña realizada por la Prof. Norma Wionczak 
Biblioteca "Kaul Grünwald". Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales (UNaM)
Consultas y sugerencias: norma0504@yahoo.com.ar

 

 

Compartir: