Wp facebook youtube twitter sound cloud telegram
Por 10 abril, 2017 0 Comentarios Leer más →

Se realizó la tercera edición de la instalación participativa “prohibido leer”

El viernes 31 de marzo de 2017, en el edificio del Anexo de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales se desaarrolló la tercera Instalación participativa denominada: “Prohibido leer” organizada por el Centro de Mediación e Investigación sobre prácticas de escritura y Lectura en Literatura Infantil y Juvenil (CeMILLIJ).

Este centro coordinado por Mgter Claudia Santiago, está integrado por profesores, egresados y estudiantes del profesorado en Letras, desde el 2012 lleva adelante diversas intervenciones en espacios públicos para habilitar experiencias de lectura y escritura no convencional.

En esta oportunidad realizó el Prohibido leer como alternativa para reflexionar sobre la censura como mecanismo de control aplicada durante la dictadura militar a través  del Estado que con muchos censores determinaban qué publicar; recortaban películas; letras de canciones; etc. por ello escritores, intelectuales, actores y cantantes fueron considerados terroristas y por eso muchos fueron proscriptos, secuestrados,  muertos o tuvieron que marchar al exilio.

Esta propuesta del CeMILLIJ pretende  invitar a los visitantes  a leer y conversar sobre diversas producciones culturales sobre las cuales habían sentenciado una prohibición durante la última dictadura militar en Argentina como parte de una sistemática  estrategia denominada: Operación claridad que proponía fuertes medidas restrictivas sobre aquellas obras consideradas como “subversivas”:
[…] consideramos que es un delito grave atentar contra el estilo de vida occidental y cristiano queriéndolo cambiar por otro que nos es ajeno, y en este tipo de lucha no solamente es considerado como agresor el que agrede a través de la bomba, del disparo o del secuestro, sino también aquel que en el plano de las ideas quiera cambiar nuestro sistema de vida a través de ideas que son justamente subversivas; es decir subvierten valores […]El terrorista no sólo es considerado tal por matar con un arma o colocar una bomba, sino también por activar, a través de ideas contrarias a nuestra civilización, a otras personas”.(Diario , La Prensa, 18-12- 1977.)

Con el mismo principio en  1978 la Junta Militar acusó a la editorial del Centro Editor de América Latina de: “publicar y distribuir libros subversivos” que invitaban a imaginar y pensar realidades diferentes a la establecida.  Esto resultó en la quema de millares de ejemplares previamente sacados de circulación.

La quema de libros se volvió una práctica recurrente. Se procedía a seleccionar, censurar, secuestrar y quemarlos. Se conocen casos en Entre Ríos, Capital Federal (90 mil libros quemados en Palermo), Rosario (80 mil libros) y, en 1980, se produjo la destrucción de 1 millón y medio de libros y revistas editados por la CEAL (Centro de Estudios de América Latina), fue 60 veces más grande que la quema nazi del 33.

Como  la propuesta de Prohibido leer es una  actividad extensión que desde la universidad se ofrece a lo comunitario, los visitantes pudieron experimentar en diferentes  postas: Editorial CEAL y quema de libros- El argonauta- LIJ subversión y censura- Afiches y libro álbum- Palabras rescatadas, susurros de Palabras Vivas y Postales a Paco Urondo.

Contenido Relacionado:

¡Prohibido leer! Un golpe a los libros

Realizaron una nueva edición de “Prohibido Leer”

Compartir:

Comentarios

comentarios

Publicado en: CeMILLIJ, Dpto. Letras