Wp facebook youtube twitter sound cloud telegram
Por 16 mayo, 2016 0 Comentarios Leer más →

Emeline Rétif: “Tenemos mucho poder como sociedad, como comunidades”

ERCon esta afirmación, la investigadora francesa Emeline Rétif marcó su posición respecto a las posibilidades que posee la ciudadanía para hacer frente a las problemáticas socioambientales que hacen estragos en el planeta desde hace varias décadas.

El jueves 5 de mayo, la Mgter. Rétif brindó la conferencia “Crisis Económica y Crisis Ambiental: Alternativas al desarrollo y las propuestas de De-Crecimiento”, charla organizada por el Dr. Brian Ferrero, docente del Departamento de Antropología de la FHyCS, con quien Rétif trabaja en la UNER.

La científica galesa inició su exposición con una cifra alarmante: existen actualmente alrededor de 22 millones de refugiados climáticos en toda la Tierra, personas que deben migrar debido a catástrofes ambientales que los imposibilitan de seguir habitando sus hogares.

A partir de este dato, comenzó a hilvanar cifras, teorías y experiencias vinculadas a la situación global de la Tierra, haciendo hincapié en el Movimiento del Decrecimiento (Degrowt en inglés) Sustentable, una corriente de pensamiento político, económico y social favorable a la disminución regular controlada de la producción económica, con el objetivo de establecer una nueva relación de equilibrio entre el ser humano y la naturaleza, pero también entre los propios seres humanos.

El decrecimiento suele presentarse con un caracol. Fuente: degrowth.weebly.com/

El decrecimiento suele presentarse con un caracol. Fuente: degrowth.weebly.com/

Asimismo, lamentó haber podido observar desde su participación en la Cumbre por el Cambio Climático (la “COP 21”) celebrada en París en 2015 que el ambientalismo se haya presentado “como una oportunidad económica” por parte de multinacionales de la talla de la Compañía Monsanto en las mesas de negociaciones más importantes.

“Respecto al futuro, no sé si tengo esperanzas.  Creo  que no importa al final.

Hay que luchar con toda la fuerza que tenemos, por si acaso.

También porque no somos los que vamos a sufrir más del cambio climático, de la crisis ambiental,

sino que son gente de otras partes del mundo y generaciones siguientes.

Lo  menos que puedo hacer es intentar usar este privilegio de ser graduada universitaria para cambiar las cosas”

Emeline Rétif

Sin embargo, en gran parte de la charla predominó el análisis de las tendencias no degenerativas de los ecosistemas, en las que se retoma el concepto del “buen vivir”, perteneciente a las comunidades originarias latinoamericanas, priorizándose el compromiso social y ecológico, la frugalidad y intercambio voluntario de bienes y servicios.

Estudios y viajes

En un distendido reportaje con ComHum, la investigadora compartió un poco de su historia. A través de una Beca Erasmus Mundus desarrolló estudios en identidades y problemas de la cultura, en la Universidad de Saint Andrews, Escocia. Luego, en Lisboa, estudió movimientos sociales,  antropología ambiental y ecología humana y finalmente recaló en Paraná, Argentina, en donde se formó en sociopolítica.

Actualmente está estudiando los “incentivos culturales humanos, que son la raíz de nuestros comportamientos explotadores de la naturaleza”. Y destaca que “Es interesante ver cuáles de estos incentivos, dentro de nuestras estructuras sociales y políticas, nos alientan a destruir las biosferas. Entonces los estudio en relación con la crisis ambiental actual, intentando ver cómo es quizás no una crisis de tecnología, sino una crisis cultural.”

Militancia ecológica

Su experiencia académica en Escocia la volvió una activista ecológica, moviéndola a participar en eco-proyectos, propuestas de desarrollo alternativo a los sistemas de producción capitalista, dividiendo la mitad de su tiempo en el trabajo universitario y la otra, en el trabajo directo con la tierra, realizando actividades de agricultura orgánica, permacultura, eco-construcción, entre otras. Estas últimas las ha realizado en varios países (islas portuguesas de Las Azores, en el Sur de Francia, como así también en la Provincia de Buenos Aires), en cuya modalidad se intercambian horas de trabajo por alojamiento y comida.

Rétif remarco las pocas diferencias que existen entre este tipo de proyectos en los países desarrollados y la Argentina. Si, existe un contraste mayor con lugares con condiciones de vida mucho más precarias, como en el Congo, país que visitó la misma, en donde las problemáticas son otras, como por ejemplo, el tratamiento de la basura.

Recursos limitados

Respecto al Decrecimiento Sustentable, explicó que es “un movimiento bastante grande ahora en Europa”, argumentando que por definición el desarrollo no puede ser sustentable porque los recursos del planeta no son infinitos. También en sus reflexiones hizo eco de los debates que se plantean los movimientos sociales en torno a las posibilidades de permanecer o salir del neoliberalismo para reducir los daños en el medio ambiente.

En cuanto a su planes académicos y profesionales, anticipó sus intenciones de ser una formadora en concientización ambiental: “Yo quiero trabajar en educación popular, porque creo de verdad eso tiene que acontecer desde abajo. Entonces, yo quiero hablar con la gente, ver lo qué pasa, quizás cuestionar algunas cosas, para transformar la sociedad desde adentro. Porque si sólo esperamos cosas de la COP 21, de este tipo de cumbres, de nuestras leyes, creo que podemos ser alarmistas

 

Compartir:

Comentarios

comentarios

Información para ingresantes 2021
Enviar vía WhatsApp