Wp facebook youtube twitter sound cloud telegram
Por 14 agosto, 2017 0 Comentarios Leer más →

Turbi Pinazo disertó en Humanidades

Fue en el edificio Juan Figueredo de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNaM. Mientras que el martes 8 de agosto el doctor en Psicología se referió a la temática “Consumo de drogas y prisión”, el 9 abordó las denominadas “Tecnoadicciones”.

“Mujer, adicta y en prisión”

Angel Manuel Turbi Pinazo, profesor en la Facultad de Psicología, Departamento de Personalidad, evaluación e intervención psicológica de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (España), estuvo en la ciudad de Posadas. Durante su estancia en la Universidad Nacional de Misiones ofreció dos disertaciones.

La primera se denominó “Consumo de drogas y prisión. Acerca de los motivos de recaída y comorbilidad psiquiátrica en mujeres encarceladas en España” donde vertebró cuestiones tales como la estructura y organigrama del Sistema penitenciario español para luego, desplegar las instancias y momentos de su investigación y resultados en relación a las mujeres condenadas en situación de encierro, con un uso problemático de diversas sustancias.

En esta línea, el docente ofreció a lxs participantes un repertorio de datos cuantitativos que dan cuenta de quiénes llegan a las instancias de encierro como resultado del sistema punitivo por delitos penales cometidos y con sentencia firme. Hay casi 60.494 presxs en las cárceles españolas. Habló de la desproporción: casi 55 mil varones en situación de encierro, frente a 4.500 mujeres. Este dato nos lleva a reflexionar sobre la importancia de la perspectiva de género en las cárceles”, dijo.

“La prisión es un recurso masculinizado. Las cárceles están hechas para hombres. Entonces a la mujer le cuesta más incorporarse”. Se refirió entonces al estigma que cargan las mujeres por consumir sustancias y señaló que esto se refuerza si además “se encuentra en un medio penitenciario: las mujeres están en desiguladad de condiciones, con menos oportunidades”, apuntó. “No es verdad que que quienes ingresan a la cárcel, consumen más drogas”, afirmó y explicó que en situación de encierro y ante un consumo de drogas problemático “en España cualquier tratamiento es alternativo a la prisión”.

El investigador sostuvo que tanto el propio medio penitenciario como la mayoría de los recursos ofrecidos para la consecución de su fin, están masculinizados. “Las prisiones están diseñadas para hombres, por lo que vemos la necesidad de diseñar programas de tratamiento integral teniendo en cuenta la perspectiva de género con el fin de cumplir el objetivo de la prisión que es la reinserción. Para ello es necesario atender a las características propias de las mujeres, resaltando su salud mental y la maternidad, que se ven profundamente marcadas por el estigma social que acarrean en la condición de mujeres presas, adictas y  madres”, explicó.

Para finalizar, el psicólogo apuntó la “necesidad de diseñar programas de tratamiento socioeducativos integrales con perspectiva de género, con trabajo en red y en materia de consumo de sustancias, tener en cuenta la reducción de daños”.

 

“Tecnoadicciones: nueva realidad, nuevo reto”

“Nos encontramos actualmente en una era digital que configura la brecha entre nativos digitales, individuos que han crecido inmersos en la tecnología digital, diferenciándolos de los inmigrantes digitales, personas que han llegado más tarde a las TIC”, manifestó Turbi Pinazo el miércoles, en el arranque de su segunda disertación, denominada  “Tecnoadicciones: nueva realidad, nuevo reto”.

Tras la bienvenida realizada por la vice- directora del Instituto de Estudios Sociales y Humanos (CONICET-UNaM), Dra. Brígida Renoldi; el Coordinador del equipo intercarrera de Psicología de la Facultad de Humanidades Psicólogo Luis Nelli; la directora del Departamento de Antropología Social, Mgter. Diana Arellano y; el Secretario de Investigación y Posgrado de la misma facultad, Esp.  Cristian Garrido, el disertante compartió algunos tips para abordar el uso problemático de las tecnologías.

“Los adolescentes de ahora han nacido con la tecnología. Son expertos digitales multipantalla que pueden estar respondiendo tres o cuatro mensajes a la vez. Enfrente estamos los adultos, los inmigrantes digitales”, señaló el académico frente a un público integrado por adolescentes, estudiantes, docentes y profesionales de la salud en particular y ciudadanos de a pie interesadxs en la temática.

>

Agregó que “se trata de las adicciones tecnológicas o tecnoadicciones, y de sus consecuencias, generadoras de nuevas formas de violencia donde colectivos como menores de edad y mujeres, son los más vulnerables”. Habló entonces de sexting, grooming y ciberbulliyng, además de fenómenos de nueva aparición como el denominado “ballena azul”, y las ludopatías referidas a las apuestas online.

Turbi Pinazo sostuvo que los profesionales dedicados al estudio de la sociedad, del comportamiento, los inmersos en el ámbito tanto de la prevención como del tratamiento, o en el estudio de las conductas adictivas, no pueden obviar el reto constante que conllevan las TIC´s (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y otras tecnologías emergentes facilitadoras del cambio social.

El disertante

Turbi Pinazo es doctor en Psicología, máster Universitario en Educación y Rehabilitación de Conductas Adictivas. Además, es profesor en la Facultad de Psicología, Departamento de Personalidad, evaluación e intervención psicológica de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (España).

Organizaron este evento el Instituto de Estudios Sociales y Humanos (IESyH, UNaM-CONICET), el Departamento de Antropología Social y la Secretaría de Investigación y Posgrado de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones.

Compartir:

Comentarios

comentarios